Multimedia > Sintetizadores de voz > Text Recorder 1.2

Descargar Text Recorder 1.2 gratis

Licencia Gratis
Idioma Inglés
S.O. 98 | NT | ME | 2000 | XP
Tamaño 3,18 MB
Descargas 695
Pagina del Autor


Text Recorder es una aplicación diseñada para leer texto y grabar dicho texto en un archivo de sonido, ya sea en formato WAV o en MP3, que posteriormente podrás transferir cómodamente a cualquier reproductor portátil para escucharlo donde quieras.

Lo mejor del programa es que puede trabajar incluso cuando tú no estés delante del ordenador. Puedes escuchar la lectura de libros electrónicos, sitios web, mensajes de correo, o cualquier otro objeto o documento basado en texto. Y mientras lo haces, no hace falta que estés delante del PC. Puedes cocinar, hacer ejercicio, o simplemente relajarte. También Text Recorder puede resultar de gran utilidad si se trata de usuarios con algún tipo de discapacidad, para ayudarte a impartir clase a tus alumnos, o si queremos leer rápidamente el contenido de mucho texto electrónico.

Vamos a resumir a continuación algunas de las funciones principales de este Text Recorder:

· Se trata de una aplicación estándar, que utiliza controles de Windows muy normales. Todos sus menús, botones y cuadros de diálogo están perfectamente accesibles y visibles en pantalla.
· Text Recorder es simple y de pequeño tamaño. No agobia tu sistema con iconos extra o con accesos directos que no sabes de dónde han salido.
· Propósito específico. TextRecorder convierte texto en audio. No lee la pantalla, ni navegar por la red. Resulta muy sencillo de manejar precisamente porque no hay mucho que aprender sobre su funcionamiento.

Descargar el programa Text Recorder 1.2

Programas similares

Un programa que te lee cualquier texto que le indiques, correos, documentos, webs, etc.
Pequeño sintetizador de voz que leerá el texto copiado al portapapeles.
Sintetizador de voz que lee y convierte los artículos, emails o archivos de texto en ficheros de audio de formato wav y MP3.
Ejecuta las órdenes habituales de tu PC mandándoselas con la voz y no con el teclado.
Escucha cómo tu ordenador lee lo que escribes a través del teclado.